Carta abierta

Carta abierta a todos los amigos magiqueros:

Hola compañeros. Mi nombre es Carlos Barahona (Car Bar es mi nick).

Hasta hace poco me dedicaba a crear contenidos de Magic Arena para Youtube (https://www.youtube.com/channel/UCdSjDEx46aNP0oKPN_J6hOA/featured) y mantener una web: https://caminantesdemagic.com).

Hasta ahí todo normal… salvo que un día: Del multiverso salió un demonio. silencioso, discreto, multiforme y letal: el cáncer. De golpe, y apenas en un mes, decidió atacarme desde dentro. Perdí todas las ganas de trabajar, me quedé sin fuerzas, sin hambre. Adelgacé casi 20 kilos. Tuve que ingresar de urgencias en un hospital. Leucemia crónica fue el diagnóstico. Así que empezaron a darme tratamiento, cuando… No contento ese diablo maligno venido de los más oscuro del multiverso con fastidiarme la vida, intentó acabar con ella: me reventaron las tripas. Si, tal como suena. Perforación de intestinos. Un dolor inmenso recorría mi barriga. Tan intenso que no podía dejar de gritar. Por suerte estaba en un hospital y rápidamente pudieron diagnosticarme e intervenir quirúrgicamente. “Si esto te pasa en casa, estás muerto”. Literal. Eso me decían los médicos.

Así que decidí que si el demonio del cáncer quería acabar conmigo, yo intentaría acabar con él. Hablé con gente del hospital para ver cómo podía ayudar en su lucha contra ese enemigo traicionero. Por supuesto les encantó que alguien tomara una iniciativa para darles medios en su labor investigadora, que tanta falta les hacía. Así pues, vi que la mejor opción era crear una asociación sin ánimo de lucro con la que recaudar fondos para el hospital. ¿Y de donde iba yo a obtenerlos? Pues de la comunidad que más conocía: de los jugadores de Magic.

El magiquero es una persona luchadora, incansable, que afronta los retos con los medios a su alcance. No tiene miedo a lo que sus oponentes le pongan por delante… mientras haya un atisbo de victoria, seguirá luchando. Y somos miles… los suficientes para plantarle cara a un demonio que puede estar ya dentro de ti sin que tú lo sepas. O de alguno de tus seres queridos… Y cuando ese demonio ataque, querrás disponer de las armas necesarias para combatirlo.

Eso es lo que pretendo: ayudar a que nuestros investigadores, médicos y personal sanitario tengan los recursos necesarios para derrotar al cáncer.

A mi me ha destrozado la vida: apenas puedo caminar sin un andador, no puedo acostarme ni levantarme de la cama sin ayuda, vivo con una bolsa para recoger la heces… pero eso no disminuye mis ganas de combatir.

Por eso he creado la asociación “Magic contra el cáncer”, para que entre todos los amigos de Magic podamos recaudar fondos para luchar contra el maligno demonio que se oculta traicioneramente entre nosotros.

Estoy completamente seguro de que, como jugador de Magic, colaborarás en la medida de tus posibilidades en esta guerra sin cuartel. Aportaciones económicas, material sobrante para sorteos y subastas, difusión de la asociación, etc, etc. Muchas son las formas de ayuda posibles.

Desde aquí doy las gracias a todos los amigos magiqueros que ya están apoyando esta iniciativa.

Estoy seguro de que tú también colaborarás.

Carlos Barahona